PERMANECE DERECHOS HUMANOS MUNICIPAL VIGILANTE EN OPERATIVOS DE SEGURIDAD PÚBLICA

Para la Coordinadora Municipal de Derechos Humanos, Olga Palacios Pérez, los operativos “Radar” y “Salvando Vidas” de la Dirección General de Seguridad Pública Municipal, de manera general, cumplen con el cuidado y respeto de los derechos humanos de los infractores que han transgredido la normatividad al conducir un auto. 

De manera particular, el dispositivo “Radar” implementado para inhibir las velocidades altas que alcanzan algunos automovilistas, afirmó que no ha generado denuncias ciudadanas ni tampoco recomendaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, por lo que expresó: “es la muestra de que los efectivos participantes han realizado sus funciones con apego a la legalidad, en el tema del respeto y la promoción de los derechos humanos”.

Afirmó que es importante que la población tenga conocimiento del Reglamento de Tránsito, porque el desconocimiento no los exime de la responsabilidad.

De la misma manera, expuso Olga Palacios que la DGSPM a través de la Policía Vial, debe señalizar adecuadamente las especificaciones de tránsito para el conocimiento de los conductores, tal como lo hizo con la colocación de pantallas que indican la velocidad de los automóviles en la avenida Salvador Nava.

“Estamos atentos de que el policía se dirija con respeto a las personas, que se presente, les comunique el motivo de la infracción y que les hable de sus derechos”, aseguró.

Acerca del operativo “Salvando Vidas” indicó que sí se han atendido a ciudadanos: tan sólo durante enero, se acercaron tres personas, pero no presentaron suficientes elementos, “una persona incluso admitió que sí estaba en estado de ebriedad y no podía recordar con claridad lo que sucedió”.

Palacio Pérez señaló que se vigila también que en el operativo que frena la práctica de conducir en estado de ebriedad, estén presentes quien certifica el estado del conductor; personal de Protección Civil; la Policía Metropolitana; los Servicios Internos de la DGSPM y la Comisión Estatal de Derechos Humanos.