Quieren que nos enfrentemos, y yo no quiero eso: Trump a AMLO

Luego de las declaraciones de Donald Trump de declarar a los cárteles mexicanos como organizaciones terroristas, que derivó en que algunos sectores previeran la intervención de Estados Unidos en México, el presidente Andrés Manuel López Obrador recordó que los extranjeros armados no pueden intervenir en territorio mexicano. Aseguró que con información, cooperación, diplomacia y persuasión, “vamos a llegar a un acuerdo en este tema; nosotros no queremos intervencionismos de ningún gobierno del mundo”, declaró en su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional. El Ejecutivo federal afirmó que convencerá al gobierno de Estados Unidos de que “podemos los mexicanos hacer justicia”, pues desde 1914 no hay una intervención extranjera en México «y eso no lo podemos permitir”. Dijo que el asesinato de integrantes de la familia LeBaron en los límites de Sonora y Chihuahua, el 4 de noviembre pasado, puso el tema del terrorismo en la agenda binacional, pero refirió la Constitución Mexicana establece que no puede haber intervención de otros países en la vida interna de México. “Queremos mantener muy buenas relaciones y como lo dije, a manera muy resumida, cooperación sí, intervencionismo no”, reiteró tras expresar que Donald Trump le reveló que “quieren que nos enfrentemos, quieren que yo me pelee con usted y yo no quiero eso, él me dijo eso por teléfono; le contesté, ni yo tampoco. Entonces, no va a haber pleito”. Subrayó que el gobierno de México es respetuoso de la vida interna de los países “y eso queremos hacerlo valer, lo vamos a hacer valer siempre, es un asunto que tiene que ver con nuestra Constitución desde hacer mucho tiempo, y no podemos nosotros violar nuestra constitución”. López Obrador dijo que en conversaciones telefónicas con Donald Trump, que consideró son grabadas por ese gobierno pero no por el mexicano, el mandatario estadunidense le ofreció: “piénselo y si necesita (apoyo), llámeme; y entonces no le he llamado”, afirmó. Resaltó que cuando se trata de asuntos que tienen que ver con el interés de las dos naciones, hay respeto y hay acuerdo, por lo que se dijo optimista de que entre ambas partes existe una relación de amistad, por lo que “no hay nada que temer”. En un caso remoto de que “se tomara una decisión que consideremos afecte nuestra soberanía, entonces actuaríamos en el marco de las leyes internacionales”, pero -dijo- es improbable “porque les puedo hasta narrar las conversaciones telefónicas, además deben estar grabadas”, por el gobierno de Donald Trump, consideró.

Notimex