VILLA DE REYES, SEDE DE LA CLAUSURA DE CAMPAÑA DE DESARME.

El Jardín Colón de la cabecera municipal de Villa de Reyes, fue la sede de la ceremonia de clausura de la segunda etapa del Programa de Desarme, que realiza la 12a Zona Militar, en colaboración con los municipios, a través del cual, se canjean voluntariamente por parte de civiles, armas a cambio, ya sea de incentivos económicos y/o electrodomésticos.

La alcaldesa villarreyense, Érika Briones Pérez, quien participó en este evento, en el que también se dio por concluido el programa “Juguemos sin Violencia”, que de igual manera, es una esfuerzo de prevención y concientización entre la niñez, sobre el peligro que representa el uso de las armas y lo mucho que se puede evitar desde casa, si entre los pequeños, se evita facilitar juguetes con simulación de armas.

Al respecto, los altos mando castrenses, entre los que destacó la presencia del general Guzmar Ángel González Castillo, comandante de la Zona Militar, celebraron que Villa de Reyes se una a este tipo de jornadas y en las cuales, en las dos etapas realizadas, se ha tenido una respuesta positiva por parte de la población, al colaborar en la campaña de desarme y participación de los pequeños, para recibir juguetes.

“Sin el decidido apoyo del estado y el municipio sería imposible alcanzar los objetivos trazados, por que nos es con violencia, sino con educación, con valor a la ciencia, al arte, al deporte, al trabajo, al respeto a la vida e integridad de las personas, con que la niñez desarrolla un sano esparcimiento y convivencia con sus compañeros, cómo alcanzaremos el desarrollo como nación”, señaló el Coronel Rolando Solano Rivera, comandante del 40 Batallón de Infantería.

Finalmente, la presidenta municipal, refirió que, todo lo relacionado a la seguridad del municipio, para salvaguardar la integridad de los buenos ciudadanos, con acciones, programas y actividades como las del desarme y prevención entre la niñez, serán apoyadas, impulsadas y difundidas por su gobierno, de forma tal, que se logre abatir todo aquel delito que infrinja la ley.